El Rolls-Royce semioruga de Lenin (ABC Brianza) 1:43 Como nace una maqueta de coche artesanal en escala 1:43

A veces una buena historia justifica la creación de una nueva miniatura. ABC, fabricante de miniaturas italiano, tiene en su gama de productos una sección dedicada a jefes de estados, personalidades religiosas y dictadores.

Andrea, dueño y creador de los modelos Brianza, nos explica que para él se trata de un detalle importante, pues un coche clásico, si tiene una buena historia que contar, es más interesante.

“Buscando en Google unas fotos del Alfa Romeo C6 2500 Colonial -un proyecto que tiene pendiente en 1:35- me encontré con la imagen de un Rolls-Royce semioruga. La curiosidad me hizo seguir la pista de este raro coche y descubrí, gracias a mis contactos rusos, que se trataba de uno de los Rolls pertenecidos a Lenin. El dictador ruso solía utilizar este curioso y lujoso tipo de vehículos para desplazarse hacia su bonita residencia en Gorki, un lugar inaccesible en el entonces rígido invierno ruso”, comenta Andrea.

En los primeros años del siglo pasado, Adolphe Kégresse, diseñador y mecánico francés, emigrado a Rusia en 1905, trabajó como director de la flota de vehículos del zar Nicolás II. El ingeniero, para facilitar los desplazamientos de la familia real, modificó algunos coches aplicando una semioruga y unos esquís en las ruedas delanteras.

Fue así que en 1921 los talleres Putilov realizaron esta especie de moto de nieve del pasado aplicando el sistema Kegresse a un fabuloso Rolls Royce Silver Ghost, cuya procedencia sigue siendo un gran misterio.

Tras una fase de documentación y gracias a unas fotos realizadas al modelo real, actualmente conservado en Rusia, Andrea decidió ponerse en marcha y realizar la miniatura y el kit de montaje de ABC Brianza.

 

Se aprovecharon los neumáticos del Bugatti Royale de RIO. El productor se ofreció a proporcionar el material necesario, así que el fabricante italiano pudo dedicarse a la parte que consideraba más complicada: el sistema de semioruga. Finalmente diseñó un conjunto de 24 piezas entre oruga, poleas, partes fotograbadas, ruedas dentadas, suspensión

 

Otra parte complicada fue la realización de la transmisión y de la dirección delantera, todo en fundición. La carrocería representaba la parte más convencional de proyecto. Gracias a un programa de diseño 3D y a un sistema de impresión 3D de altísima precisión pudo realizar los originales y comprobar que todo encajaba: capota, sistema de cierre, las 9 ventanillas con sus fotograbados…

Finalmente quedaba el detalle más fácil, reproducir los bonitos asientos con acabado capitoné. Algunos detalles, como los tiradores de las puertas, el radiador o los tapones, vienen del almacén de ABC Brianza, siendo piezas comunes a otros Rolls Royce de la época.

Los fotograbados los diseñan con Illustrator y después los imprimen sobre unas películas adhesivas que se aplicarán en las planchas metálicas antes del proceso de grabado químico.

 

La miniatura se compone así de partes en resina, como la carrocería, otras en fundición de estaño y las que vienen cromadas o color bronce están tratadas galvánicamente. El resultado en una miniatura pesada, resistente y bien detallada, gracias a los diminutos detalles de los fotograbados.

Os dejo las imágenes de las diferentes fases de la realización de la miniatura, en la próxima entrada entraremos más en detalle y veremos el resultado final.

Luca Parretti

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*